La chamarilería abrió sus puertas en Madrid, en el año 1953. José María Álvarez vino de Asturias e inició en este local un negocio de compra-venta y reciclaje muy común en aquella época.

Bienvenido a La Chamarilería

Con los años empezaron a aparecer y a predominar piezas, que por antiguas, despertaron su interés y, con él, la de sus clientes.

 

Entrados los ochenta, se incorporan al negocio primero José y luego Roberto, heredando el buen hacer de su padre y dando un giro definitivo hacia las antigüedades.

 

En el número 30 de la calle Ibiza, hoy podemos encontrar todo tipo de antigüedades, capaces de interesar desde al coleccionista especializado, hasta el cliente interesado en la decoración de su hogar, siendo la renovación continua de los artículos una de las señas de identidad de la tienda desde siempre.

Recomendaciones